EL nuevo consejero de Turismo, Luciano Alonso, ha declarado nada más tomar posesión de su cargo que la sede institucional de su Departamento "está bien" en Sevilla, lo cual no es óbice para que incremente su presencia en la provincia de Málaga. Hay que alabarle por tener el valor de decir lo obvio en estos tiempos de lo políticamente correcto, cuando hasta la oposición abogaba por trasladar a la Costa del Sol la Consejería con el argumento de que es allí donde tiene mayor importancia este sector económico. Pero por la misma ilógica razón podría defenderse el traslado de la Dirección General de Minas a la Cuenca Minera de Huelva o la Consejería de Medio Ambiente también a la misma provincia por gozar de esa joya de la naturaleza que es el Parque Nacional de Doñana, patrimonio de la Humanidad, o la de Justicia a Granada, por albergar ésta la sede del Tribunal Superior de Justicia. Y así trasladaríamos al ámbito administrativo el mismo criterio de cuotas territoriales que implícita o explícitamente rige para la formación del Gobierno andaluz. A escala nacional, sin embargo, nadie plantea que el Ministerio de Defensa esté en Cartagena porque sea una ciudad militar o que el de Industria radique en Cataluña por tener el mayor peso industrial del país. Luciano Alonso ha demostrado ser un consejero con sentido común diciendo lo que ha dicho de Sevilla; con coraje político, por decirlo siendo natural de Málaga, y con visión de Estado, por liberarse de esos localismos que tanto daño están haciendo a nuestra tierra común. El consejero ha dado dos razones elementales para defender el mantenimiento de la Consejería en Sevilla: 1) Los gobiernos tienen que estar, por razones de operatividad, cerca del Parlamento; y 2) Vivimos en la aldea global. Efectivamente, en la era de la globalización y de internet ya no cabe seguir con el reduccionismo limitador de "mi pueblo" o "mi provincia", sino hacer política con proyección internacional. Nos felicitamos de que haya un consejero que plante cara al falso tópico del centralismo sevillano y de que antes que en clave de Sevilla o Málaga piense en clave de Andalucía.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios