EN los días previos a los debates sobre el estado de la Comunidad, el Gobierno andaluz pone en práctica una estrategia cuidadosamente planificada de anuncios de medidas y reformas que tratan de ofrecer una idea de dinamismo y actividad y combatir la imagen de pasividad y fatalismo que emerge de la Junta en los últimos meses. Este domingo le tocó el turno a la educación, una de las cuestiones prioritarias que planteó el presidente Griñán en su discurso de investidura, aunque los hechos posteriores sólo tímidamente han hecho honor a las palabras. Fue la consejera de Presidencia, Mar Moreno, quien lanzó en su Jaén natal la propuesta que concreta, por ahora, dicha estrategia. Va destinada a un sector muy determinado de los jóvenes desempleados, el de aquellos que abandonaron prematuramente los estudios, muchas veces incluso en su nivel obligatorio, para trabajar en un sector entonces bonancible, el de la construcción, donde encontraron trabajo fácil, bien remunerado y con escasa exigencia formativa para su desempeño. Se trata de incentivar la vuelta a las aulas de los jóvenes de entre 18 y 24 años que dieron este salto al mundo laboral. El mecanismo ideado es la convocatoria de tres mil becas dotadas con 400 euros mensuales para quienes se hallen en esta situación y, además, tengan hijos a su cargo, a fin de que puedan completar sus abandonados estudios de ESO, Bachillerato o Formación Profesional. Este sistema de becas, dotado en principio con 14 millones de euros, entraría en vigor a partir del próximo curso escolar, y se añade a las ayudas de 6.000 euros al año que fueron instituidas para evitar el abandono escolar de muchachos por falta de recursos económicos, otro de los agujeros negros del sistema. Pensamos que son iniciativas plausibles, que inciden en la grave problemática del desempleo juvenil y representan un esfuerzo colectivo por dar a la juventud una segunda oportunidad formativa y laboral. Se echa de menos, en cualquier caso, un programa global de lucha contra el paro, juvenil y no juvenil. Esto sí que sería un buen asunto para el Debate sobre el estado de la Comunidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios