A diestro y siniestro

Ignacio / Martínez

Voto útil

RAJOY apeló ayer al voto útil en Ciudad Real. Dijo que los moderados tienen que ir juntos. (Y quiso decir que quien pensara votar C's lo hiciese por el PP). La apelación al voto útil es una forma de colonialismo electoral: un partido explota los recursos de otro en su propio beneficio, sin contraprestación. Es también una forma de usurpación de la soberanía de cada elector. "No importa la opción que usted prefiera, piense en la que menos le guste y vote contra esa", es la traducción de la frase del presidente en funciones. El PP se contradice. Mientras su eslogan electoral solicita votar a favor, en Ciudad Real Rajoy pide un voto en contra. En contra de Podemos. Otro señuelo es el de autocalificarse como moderado. En campaña lo esgrimen los moderados genuinos: el centro izquierda socialdemócrata que representa el PSOE y el centro derecha liberal que encarna Ciudadanos. Pero también se las dan de moderados la derecha-derecha del PP y la izquierda-izquierda de Podemos. Antes era más fácil ejercer sin pudor el parasitismo del voto útil: así crearon PP y PSOE algunas áreas de confort, mediocridad e impunidad durante décadas. Pero en realidad ningún voto se pierde; incluso en las provincias en las que un partido no saca representación, los votos suponen ingresos para esa formación y robustecen sus propuestas. Y sin el escamoteo del voto útil, habría una imagen más fiel del verdadero mapa político de este país.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios