Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Xavi, un ejemplo poco corriente

Viendo cómo tantos futbolistas se reservan para el Mundial, la actitud del capitán del Barça es encomiable

COMO nunca tuvimos carácter de favoritos ante un Mundial, resulta que ahora, cuando andamos sacándole brillo a la Eurocopa en la Ciudad del Fútbol y todos los especialistas dan a nuestra selección como candidata indiscutible para campeonar, resulta que una ola de preocupaciones se cierne sobre el equipo nacional. Ya no es quién será el tercer portero el motivo para la duda y la discusión, sino un problema mayor, bastante mayor, el de la serie de lesiones que revolotean sobre la vertical del equipo y lo malo es que no son lesiones insignificantes, sino de gente muy principal y que llenan de dudas al seleccionador.

Y en ese escenario de preocupaciones y de lesiones, un debate alimentado por gente que está todo el día dándole a la cabeza para que no se viva en paz. Así como preocupan las lesiones de Iniesta, Cesc y Fernando Torres, que están lesionados de verdad según se desprende de sus respectivas inactividades, el debate se centra en un futbolista imprescindible y que está jugando dicen que lesionado. Se trata de Xavi, del que afirman que padece una rotura de sóleo y que, a pesar de eso, juega con brillantez un día sí y otro también los noventa minutos de cada día. Y se pregunta alguno ¿cómo puede arriesgarse así cuando el Mundial está a la vuelta de la esquina?

Pues juega porque lo necesita el Fútbol Club Barcelona, que es quien le paga, y porque él asiente de todo corazón. Además, si no llega al Mundial, pues nos fastidiamos, pero resulta admirable que viendo cómo una gran mayoría de futbolistas se escaquean o piden el cambio al menor percance para no perderse el gran escaparate, Xavi sigue dando la cara por su equipo. Aunque particularmente me cuesta creer que se pueda jugar con el sóleo roto, el hecho de que lo esté haciendo con ese músculo sólo sobrecargado ya es todo un mérito del fantástico jugador catalán. Y, por si fuera poco, no sale precisamente para hacer bulto, sino para conducir a su equipo a lo mejor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios