las dos orillas

José Joaquín León

Zapatero no ha cobrado

ANDA que no es pillín este Cristóbal Montoro. Ahora se ha sabido que el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, así como los miembros del Ejecutivo que feneció el 20-N, no percibe desde enero la indemnización que le correspondería. Alega el actual ministro de Hacienda que se debe a la falta de presupuesto y que espera resolverlo en este mismo mes. Se da la circunstancia de que han dejado al pobre Zapatero como si fuera un funcionario de Barbate, o de esos municipios tiesos que no pagan lo que deben a quienes trabajan o trabajaron para ellos. A algunos ministros cesantes (como Elena Salgado, que ya se ha recolocado en Endesa de Chile) les importará menos que a otros. Pero una cosa es que fuera un manta y otra que no le paguen. Con estos procederes, sabiendo que no vas a cobrar cuando te echen, nadie sensato será presidente del Gobierno.

El panorama es angustioso. Si no hay dinero para pagar al ex presidente, ¿quién va a cobrar en este país? Se da por supuesto que no es una represalia del tipo pues ahora te jodes, o te apuntas en el paro, o te manifiestas con los sindicatos contra la reforma laboral aunque tú aprobaste otra. No siendo represalia, se entiende que es falta de liquidez, o de solidez más bien (ni los billetes ni las monedas son líquidos). El Gobierno está arruinado; y como el otro y los suyos tuvieron algo que ver en esa ruina, ahora pagan las consecuencias ellos, como todos. Esa sería otra lectura, más popular, de este extraño fenómeno.

Sin embargo, hay contradicciones. Incluyo entre ellas el seguro de La Pepa, que me tiene admirado. Ya se ha comentado que el ejemplar original de la Constitución de 1812 ha sido trasladado felizmente a Cádiz, para exponerlo con motivo del Bicentenario, y que el seguro cuesta 200.000 euros. No se sabe si los han pagado ya, pero asegurada está ella. Resulta que 200.000 euros es lo que venía a ganar un presidente como Zapatero en dos años. Esto es, que La Pepa ha sido asegurada por lo que gana un presidente del Gobierno en media legislatura, pues es elegido para un cuatrienio, aunque algunos como éste no duran tanto. Hay que felicitar al que hizo el seguro de La Pepa, y hay que tener cuidado para que no la roben.

Con esto se entiende que a un presidente se le debe cuidar con cierta dignidad. Pues, en caso contrario, se nos apuntará al paro, y sería uno más. Luego dirán que si llegamos a los seis millones. O hace como Griñán, que dijo que él no se manifestaba el domingo con los sindicatos y no se manifestó. O como Rubalcaba, que primero monta este tinglado y luego comprende a los perjudicados por el tinglado. Montoro debería pagar pronto. Si no lo hace, puede pasar de todo. Hasta que la próxima vez gobierne un loco.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios