las dos orillas

José Joaquín León

Zapatero tiene la culpa

YA he escrito varias veces que Zapatero tiene la culpa. ¿De qué? De todo. Han sido ocho años de Zapatero, que es demasiado tiempo de no enterarse de nada y hacer justo lo contrario de lo conveniente. Así que en esas estamos. ¿Hay crisis para largo? Zapatero tiene la culpa. ¿Se va a liar en Cataluña con el independentismo? Zapatero tiene la culpa. ¿Puede ser que Bildu gane la próxima vez en el País Vasco? Zapatero tiene la culpa. ¿Han radicalizado a una izquierda que pregunta en Mérida dónde están los curas? Zapatero tiene la culpa ¿Se puede ir el PSOE a … las catacumbas? Zapatero tiene la culpa. Este señor creería que la gente era tonta, pero se ha visto que no tanto.

El descalabro del PSOE en el País Vasco y en Galicia tendrá la guinda del PSC en Cataluña. Es el síntoma de que el PSOE se desploma en España, en general, a pesar de que aún gobiernan en Andalucía después de quedar segundos. Eso les pasa por no haber pedido perdón por Zapatero. Igual que le reclaman al Papa que pida perdón por la Inquisición (aunque Benedicto XVI no había nacido todavía), el líder del PSOE debería pedir perdón por Zapatero. Pero si el líder Rubalcaba fue el número 2 del Gobierno de Zapatero le resulta más difícil. Y si la rival Chacón era la número 3 de Zapatero, por no decir su candidata, pues ya se ha visto.

Deberían buscar otro líder más creíble, no como éstos, que han estado ahí, en el lío. Ni tampoco como Tomás Gómez, que es un experto en perder elecciones. Tengo comentado que todo el problema empezó en 2000, cuando Zapatero le ganó aquel congreso a Pepe Bono. Y se agravó en 2004, cuando Zapatero, por culpa de Aznar y Acebes, ganó unas elecciones generales que estaba predestinado a perder. Eso hubiera sido lo mejor para todos, incluso para él, que así no estaría en la historia como el peor presidente de la democracia.

Pasa lo que pasa, aquí nadie pide perdón por nada, sino que se vuelven a equivocar. Ahora Rubalcaba se quiere echar al monte con la izquierda plural, participar en huelgas generales, salir con una pancarta y disparates así; mirar para otro lado cuando hay que levantar el país. Se equivoca casi siempre, mientras la mitad de sus votantes se espantan. En Galicia, con Núñez Feijóo, se ha visto que vale más decir la verdad que la mentira. Y eso vale para todos, como valió para Aznar. Así que si todo el mundo sabe que Merkel y compañía imponen los recortes, sí o sí, te puedes distraer con adhesiones a huelgas inservibles y terminar como tercer partido de la oposición.

Dicen los críticos del PSOE que necesitan una catarsis. Cuentan que se van a hacer una catarsis y es que entra risa. Como si se hacen el harakiri. Ya digo que lo primero es pedir perdón por Zapatero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios