Editorial

Zapatero se prepara para ir a la cumbre

EL presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, inició ayer sus encuentros con los principales banqueros, agentes sociales y expertos para preparar su participación en la cumbre que reunirá el sábado en Washington a los máximos representantes de las potencias económicas y las naciones emergentes. El objetivo declarado es la reforma del sistema financiero internacional, imprescindible para superar la actual crisis y prevenir su repetición en el futuro. Las reuniones del presidente culminarán cuando se entreviste con el líder del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy. Es una iniciativa correcta y adecuada para acudir a Washington con una posición que refleje lo mejor posible los intereses nacionales de España. También es importante que las gestiones diplomáticas realizadas en los últimos días hayan terminado con éxito, garantizando la presencia española, aunque sea gracias a la decisión de Francia de cedernos uno de los dos puestos que le correspondían en función del formato de la cumbre decidido por el país anfitrión, todavía bajo la Administración Bush. Por lo demás, esta presencia es acorde con la relevancia de España desde el punto de vista económico y con la solvencia, reconocida unánimemente, de su sistema financiero, y habrá que trabajar para que se consolide el reconocimiento internacional a nuestro papel. Tampoco conviene olvidar que la cumbre de Washington no va a suponer ni la refundación del capitalismo ni el propio cambio de las reglas del juego del sistema financiero. No cabe esperar otra cosa que el inicio de un debate en profundidad, que habrá de continuar en los próximos meses y ya con Obama al frente de Estados Unidos, acerca de las reformas precisas en el Fondo Monetario Internacional y en el Banco Mundial, y las normas que rigen las finanzas internacionales. Hay un consenso básico a defender: la necesidad de una mayor transparencia y una mejora de los mecanismos de supervisión del sistema. De esta crisis, la más grave en un siglo, hace falta salir con un cambio de rumbo, cambio que habrá de basarse más en el desarrollo de la economía productiva y menos en la especulación y la ausencia de control sobre la bolsa y la banca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios