A pie de campaña

Jorge Bezares

Zapatero vence en ideas

EN teoría, en este segundo cara a cara, los candidatos tenían como principal reto mostrar un proyecto de futuro a los españoles. Rajoy bajó el tono de la primera cita para dar una imagen más moderada, que resultara más atrayente para un electorado más de centro, pero volvió a pecar de catastrofista. La desmesura en su crítica contra un Gobierno "que no ha hecho nada bien" eclipsó sus propuestas de futuro. A diferencia del primer debate, no llevó la iniciativa y resultó reiterativo en asuntos como la inmigración y el terrorismo. Su metedura de pata más importante fue el intento de atribuir a Zapatero contradicciones sobre la guerra de Iraq. No aprovechó la ventaja de cerrar el cara a cara: se presentó como un presidente conciliador poco creíble por su discurso durante toda la legislatura y recurrió de nuevo a la ñoñería de la niña. Zapatero sacrificó parte de la serenidad que mostró en el primer debate, y derrochó más adrenalina. Su falló más grave fue poner encima de la mesa los muertos por terrorismo. Ganó el debate porque ofreció más propuestas en positivo y se dirigió a un electorado más amplio y complejo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios