PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Zoido y el DNI en la mano

QUIENES vieron el debate entre Espadas, Torrijos y Zoido, recordarán que el candidato del PP, en su primera intervención, se marcó ante las cámaras el gesto de prometer que, con él de alcalde, ya no valdría el carné del partido para copar los empleos y los contratos, en alusión al enchufismo del que se acusa a PSOE e IU. El único carné que se mirará es el DNI, apostilló, mientras enseñaba el suyo. Si el 22 de mayo fuera hoy y se materializara la intención de voto que van marcando las encuestas, Zoido podría ser alcalde. Pero debería pensarse dos veces si a Sevilla le conviene que cumpla a rajatabla esa promesa. Tiempo tiene de aquí a las elecciones para aclarar la letra y el espíritu de su himno regeneracionista. Su juego de palabras con los carnés nos conduce a agravar la importancia de los apellidos como agencia de colocación. Y los DNI son el pase de favor cuando se le da más importancia a la pregunta: ¿y tú de quién eres? que a la pregunta: ¿tú qué sabes hacer?

Bastará con sus actos por los barrios, o una próxima comparecencia televisiva, y aclarar que el documento de referencia para elegir no será el DNI, sino el currículum vitae. Que lance públicamente el aviso a todos los que la adulan. Que ser miembro de las familias que se consideran llamadas a ocupar directamente los buenos puestos, por influencia, compromiso, intercambio de favores o miedo a ponerle coto a su derecho natural, ya no será una garantía de evitar la igualdad de oportunidades y los procesos de selección.

Muchos de los jóvenes sevillanos con expediente brillante que están en el paro o emigrando, padecen esa situación porque sus DNI indican que no son lo suficientemente hijos de papá. De papás o de mamás tanto de derechas como de izquierdas, son las dos caras del mismo tipo de enchufe. Y Zoido sabe, escaneando el alma de la ciudad, que de eso tenemos excedente, y que es una de las causas del retraso que nunca terminanos de zanjar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios