La esquina

josé / aguilar

Los abajo suplicantes

MOVER ficha por la unidad popular. Así se titula el manifiesto suscrito por un centenar largo de personalidades del mundo de la cultura reivindicando una política "al servicio de la gente" y llamando a la confluencia electoral de las fuerzas de la izquierda radical. Lo firman Pedro Almodóvar y 120 artistas de cine y teatro, humoristas y algunos intelectuales.

El manifiesto no puede interpretarse más que de una manera: un llamamiento a la dirección de Podemos para que acceda a participar en la formación de candidaturas de "unidad popular" para las próximas elecciones generales. Concretamente, a hacer posible e integrarse en la iniciativa -aún no precisada- Ahora en Común, llamada a aglutinar a todas las "fuerzas del cambio" para desalojar al PP de la Moncloa. Entiéndase por fuerzas del cambio las situadas a la izquierda del PSOE, el partido que fue avalado por muchos de estos firmantes ante las elecciones de 2008 y que debe haberles defraudado, por lo que se ve. Ahora no hacen guiños alrededor de la ceja.

Ahora en Común es una plataforma ideada por Izquierda Unida, y apoyada por cargos intermedios de Podemos y otros grupos menores, después de las calabazas que le dio Pablo Iglesias a la coalición en su propuesta de ir juntos, sin siglas partidistas, a los comicios. Trata de aprovechar y extender el éxito de las iniciativas de tipo frentepopulista que condujeron al triunfo en los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. Hasta el nombre es una mixtura de las coaliciones que triunfaron en ambas capitales. Su idea básica es: sólo si nos juntamos en una lista sin siglas podemos derrotar a la derecha y superar a la socialdemocracia.

Creo que este segundo intento de IU de ablandar la soberbia de Podemos, por la vía interpuesta de la intelectualidad progresista, se va a saldar como el primero y más directo: con el fracaso. Mientras más le reclaman unidad a Pablo más se reafirma éste en que la unidad ha de hacerse bajo el paraguas de Podemos. Cada vez que le piden generosidad y altura de miras en aras de un proyecto común él les señala su condición minoritaria y su reiterada impotencia para liderar el cambio. ¡Si no da cuartelillo ni a los de Podemos que se apartan de la línea oficialista!

Los abajo firmantes no van a torcer el brazo a Iglesias ni aunque se conviertan en abajo suplicantes. Pablo no piensa negociar sus listas con otros partidos. Si acaso, con los arrepentidos individuales que llamen a su puerta. Como Tania Sánchez.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios