La ventana

Luis Carlos Peris

Nunca abril fue tan raro en lo taurino

ARRANCA abril con un reparto de premios taurinos y con abundancia de reconocimientos a toreros que no pisarán este año la del amarillo albero. Se trata de unos premios entrañables a mediodía y de los de más categoría institucional por la noche. Junto al río, Ramón Vila continuará con su labor anual de honrar a su padre, el doctor Vila Arenas. Ahí se reconocen el arte y la solidaridad, la creación de belleza con un capote y el oportuno quite que libre al compañero de un mal trance. Ya de noche, y en el mismísimo anillo de la plaza de toros más bella del mundo, la Maestranza premia la excelencia mediante la combinación de reconocer al universitario y al torero. Así empieza abril, un mes que este año se presenta ciertamente atípico. El hecho de que la Feria de Abril sea en mayo y de que algunos premiados de hoy no estén en los carteles así lo demuestra.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios