Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Se acabaron los fuegos de artificio

Se encontrará el Sevilla un avispero para iniciar la faena de hacerse con los nueve puntos que están en el aire

NUEVE puntos como tarea ineludible para pensar en una repetición de Champions es la que tiene el Sevilla de aquí a que se baje el telón en ese domingo 16 de mayo en que se cumplen noventa años de la muerte de José en Talavera. Nueve puntos que arrancan esta noche en un avispero y frente a un rival que se juega algo mucho más importante que lo que se juega el Sevilla, la permanencia en Primera División. Jugar Champions es un premio y permanecer una obligación para que la vida no sea un valle de lágrimas. He ahí lo que distancia al Sevilla del Racing y viceversa, por supuesto que viceversa.

Se ha colgado ya el no hay billetes en todos los ventanucos del Sardinero, ese recinto habitualmente hospitalario y que apenas presiona sobre el visitante. Quedan ya muy lejanos aquellos dos golazos de Canales, pero entonces nadie imaginaba que el Sevilla iba a tener tan en tenguerengue su vuelta a Champions y muchos menos alguien pensaría que el Racing iba a jugarse lo que se juega esta noche. Las vueltas que da la vida, pero el fútbol tiene estas cosas, alguna tan imprevisible como ésta y lo cierto es que el duelo de hoy junto al Cantábrico almacena una tremenda carga morbosa en sus bodegas, que si quedarse sin Champions es malo, descender...

Estará abarrotado el estadio y hace frío en el Norte. Será un manojo de nervios el Racing y eso es algo que debe aprovechar un Sevilla que no llega a este tramo definitivo como para tirar cohetes, pero es muy superior a una tropa, la de Miguel Ángel Portugal, que se ha ido debilitando al mismo ritmo que se eclipsaba la luz de Canales, ese joven talento catapultado con aquellos goles a Palop que dieron la vuelta al mundo y que sirvieron para que el chaval entrase en subasta pública. Partido clave para los dos, con los del domingo ante el Atleti se acabaron los fuegos de artificio y lo que resta hasta la rememoración de lo de Talavera es todo real, indiscutiblemente real.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios