El comentario

Juan M. Marqués / Perales

Cinco aclaraciones en cinco días

SI la delegada del Gobierno andaluz en Sevilla, Carmen Tovar, aún no se ha enterado cómo está negociando la Junta el pago de la deuda histórica, cómo van a comprenderlo los ciudadanos, si hay alguno que le interese este dichoso concepto. Hasta cinco pronunciamientos, cinco, se han sucedido esta semana, y cada uno de ellos venía a corregir al anterior. El caso: la Junta debe cobrar aún 784 millones de euros de Madrid, y su presidente, José Antonio Griñán, defiende que el pago se puede realizar en metálico o por compensaciones. Por ejemplo: con la cesión de suelos. Sin embargo, Griñán (uno) explica el lunes en Canal Sur Televisión que el pago se realizará "en dinero contante y sonante". Horas más tarde, la Oficina del Portavoz del Gobierno (dos) emite una "nota aclaratoria" en que la que defiende que Griñán no ha rectificado, aunque los medios y la oposición ha entendido lo contrario. Por si acaso, el martes, día de Consejo de Gobierno, se le pregunta al consejero de la Presidencia, Antonio Ávila, y al portavoz (tres), y aunque costó su trabajito, pareció quedar claro: se pagará tanto en metálico como en suelos, y los terrenos no sólo podrán destinarse a viviendas o a usos sanitarios y educativos, sino también a otros conceptos, y es que en Sevilla se negocia Los Gordales para levantar la Ciudad de la Justicia. Cuatro: la mentada Carmen Tovar explica ayer que no, que no se puede negociar el suelo de Los Gordales porque no es para usos ni de vivienda, ni educativos ni sanitarios. Y cinco: minutos más tarde, la consejera de Economía la corrige y mantiene que sí. O este Gobierno tiene un gran problema de comunicación o de coordinación, que sería mucho peor. Y se salvan porque esto de la deuda, efectivamente, no hay quien lo comprenda.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios