PATIO DE BUTACAS

José Joaquín León

El acuartetamiento del Carnaval

TANTO dar telonazos a los cuartetos, tanto criticarlos, y resulta que el Carnaval se nos está acuartetando por la cara. Todo el mundo se busca figurantes para hacer cameo en el Falla. Desde que vimos al concejal de Fiestas, Vicente Sánchez, de figurante se ha llegado a un punto en el que se han perdido las formas. Esto es como si se cantara aquello de "Teo, Teo, Teo hasta el nombre lo tienes feo", y apareciera ella en escena, vestida de piconera.

En esto pensaba, cuando veo que no soy el único, pues algo así le he leído a Tamara García en el Diario del Carnaval. Y en esas estaba cuando oigo decir por detrás: "¡Las coplas se están perdiendo, el Carnaval se está acuartetando!". Esa voz me sonaba de algo… Era el corista del Corralón, reconvertido en mi ángel de la guarda. Unas veces compra papas, y otras va con la papa sin necesidad de comprarla, pero siempre diciendo grandes verdades. "Me ha indignado El Lobe, que tiene una chirigota con calidad suficiente para no hacer un teatro pobre invitando a salir a la chirigota de Algeciras, y después se lo devuelve. ¿Quién ha dicho que el Carnaval son las coplas, si cada vez cuentan menos las letras y más los efectos especiales?"

El corista se estaba poniendo como si fuera el fantasma de El Quini. No paró ahí: "Yo le diría a El Lobe, siguiendo su estribillo, "contigo no cuarteteo, no cuarteteo, no cuarteteo...". Y se fue el gachó, a por más papas, no quedó claro de cuáles. Pero es cierto que la cosa ha llegado a un punto exagerado. Tan pesados están con esos recursos fáciles de cuarteto malo que hasta dan ganas de penalizarlo, por la poca imaginación que demuestran. ¡Ay, aquellos tiempos en que una copla era una copla, no un sainete malo!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios