Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el adiós a un gran profesional

Se vuelve a su país Edu, un futbolista que resultó ser piedra angular del último Betis que dio satisfacciones

EXIGIDO su fichaje por Lorenzo Serra en su vuelta al Betis, Edu se va del Betis dejando un poso de nostalgia por un tiempo que fue bonito, pero que duró poco. Con Ricardo Oliveira fue la gran apuesta de Serra para el Betis que creía posible. Era el verano de 2004, la contratación de Edu fue complicada y Lopera echó el resto para resolverla, ya que por entonces estaba por la labor de beneficiar al Betis y de hacerle caso al único entrenador con el que triunfó, el único. Ojalá que este Antonio Tapia que tan buenas vibraciones da tenga la fortuna de equipararse con el irrepetible balear, pues ello sería fantástico para lo que queda de Betis.

De Edu recuerdo, sobre todo, su gol al Mónaco sobre la campana y los que le hizo al Racing la tarde agónica de Santander. Desgraciadamente, las lesiones le jugaron muy en contra y puede decirse sin temor a réplica alguna que la noche que se lesionó marcando un gol en Castalia fue fundamental para que la trayectoria del equipo de Chaparro se torciese. Era en las puertas del invierno y quedaba muchísimo para el desenlace, pero ese percance iba a perjudicar notoriamente la marcha del equipo y también el ambiente interno. La lesión se alargó más de lo esperado, el futbolista se inquietó e inquietó al entorno de forma que el asunto derivó a irrespirable.

Edu, un profesional indudable aun con sus episodios ciclotímicos, fue piedra angular para edificar el último Betis estimable, el que ganó la Copa del Rey del muy recordado año de 2005. Con Joaquín y Oliveira formó un trío en ataque sin nada que envidiarle al más encopetado de la Liga. Ello no impidió que mantuviese una tensa relación con el mandamás de la barca, que llegó a decirle a Chaparro que lo mandaría cedido al Cádiz en caso de que no diese su brazo a torcer. Se vuelve Edu a su país y lo hace con tristeza, con esa tristeza que parece congénita en su persona y que, sin embargo, no le impedía hacer goles y resolver cuestiones muy importantes para el Betis.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios