El objetivo indiscreto

Y ahora ¿qué arrojamos al contenedor?

Por si no teníamos bastante con los grafitis en todo tipo de soportes, desde las paredes de los edificios hasta los vagones de los trenes, a Lipasam sele ha ocurrido esta semana organizar un concurso de pintadas en los contenedores de la basura. Dado que éstos obedecen a un código de colores, cuando el ciudadano se acerque a ellos no sabrá qué deberá arrojar a su interior, si el vidrio, el papel o el plástico.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios