PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Eso que nos ahorramos

LA necesidad que tienen las estructuras de poder autonómico para fabricarnos necesidades debería ser sometida a una concienzuda sesión de adelgazamiento. Fíjense que no se habla de crisis en el pulso sobre la financiación autonómica. Cada presidente que pasa por Moncloa habla de lo suyo como si estuviera en otro mundo. Y la búsqueda de pretextos para sustentar las exigencias invierte los valores hasta el punto de que el presidente gallego, Pérez Touriño, esgrime que debe recibir más dinero por los gastos que acarrea tener lengua propia. ¿No quedamos en que la lengua gallega, catalana o vasca son un patrimonio de sus habitantes y un enriquecimiento de su sociedad? Bien está la solidaridad interterritorial para garantizar similares prestaciones de educación, sanidad e infraestructuras en un pueblo de la Sierra Norte de Sevilla, una aldea de Pontevedra o una pedanía de Tenerife. Considero muy elevada la jactancia de pretender que los demás paguemos a las comunidades los gastos del factor diferencial que precisamente les ha conferido multitud de ventajas políticas. La seña de identidad, para el que se la pague.

Los partidos de fútbol que se montan en fechas navideñas entre las selecciones autonómicas y las de países de quinta fila en el balompié son un ejemplo televisado de las necesidades inventadas desde el poder. Se ha suspendido el partido Andalucía-Kenia, previsto hoy en Jaén, porque no había garantía de que llegaran a tiempo los jugadores kenianos con su visado en regla. Hubieran conocido una provincia donde miles de africanos buscan trabajo. Los andaluces nos ahorramos un evento que no emana de la sociedad.

El Defensor del Pueblo debería contratar a un Cartero Real para recoger todas las propuestas ciudadanas de supresión de actividades innecesarias, y solicitar que sean la materia de un debate sobre el estado de la nación. En la España despendolada donde todo es necesario hemos pasado del Que inventen ellos al Que ahorren ellos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios