Alto y claro

José Antonio Carrizosa

Al alcance de la mano

JUAN Ignacio Zoido tiene la Alcaldía al alcance de la mano y si no comete grandes errores en los próximos meses logrará romper tres legislaturas de dominio de izquierda en la Plaza Nueva. Juan Espadas, por su parte, lo tiene muy complicado y debe confiar todas sus posibilidades a la capacidad de movilización que tenga el PSOE entre los electores que en ocasiones anteriores le dieron su apoyo y que ahora se muestran desmovilizados. Éstas son las dos conclusiones fundamentales de la encuesta que el lector puede consultar hoy en las páginas de Diario de Sevilla y que dibujan un panorama que confirma y consolida las tendencias que hasta ahora se habían apuntado y que responden, además, a una opinión fuertemente instalada en la ciudadanía.

Espadas tiene demasiadas cosas en contra. Tiene en contra el deterioro de la marca del PSOE como consecuencia de la crisis económica y de la forma cómo la ha gestionado el Gobierno de Zapatero. También, el desgaste que ha supuesto la gestión de Alfredo Sánchez Monteseirín y la mala imagen que ha proyectado el alcalde durante los últimos años. Además, el poco tiempo que ha tenido para construir y publicitar su alternativa y el escaso grado de conocimiento previo que tenía por parte de la ciudadanía. Por si le faltara algo, va a hacer campaña en medio de un clima de sospecha de corrupción por el escándalo de las ayudas de la Junta a las prejubilaciones. Un caso que el PP ha logrado convertir en una causa general contra el socialismo gobernante en Andalucía. Pero, a pesar de moverse en un panorama tan desolador, el candidato del PSOE, por extraño que parezca, no lo tiene todo perdido: depende de que Izquierda Unida logre mantener sus posiciones, de que sepa trasmitir ilusión a su electorado. Y, sobre todo, de que su partido sea capaz de movilizarse en los barrios que tradicionalmente han sido sus feudos y donde ahora cunde el desánimo, pero donde no hay simpatía ninguna por el PP. Casi la mitad de los sevillanos, un 45% según la encuesta, no expresa su apoyo expreso por ninguna de las candidaturas en liza. Un dato que hay que tener muy en cuenta.

Zoido tiene a favor el viento de cambio que recorre España y el trabajo que ha realizado durante los últimos cinco años pateándose la ciudad y dando imagen de persona que se toma en serio los problemas. Recoge ahora el fruto de su trabajo y parece que las circunstancias lo llevan en volandas hacia la Alcaldía.Su objetivo es consolidar su bolsas de voto en los distritos donde la derecha está más que movilizada e intentar arañar descontentos al PSOE. Con ello le bastaría. Tiene el partido prácticamente ganado. Pero el árbitro todavía no ha pitado el final.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios