desde mi córner

Luis Carlos Peris

El aldabonazo de Beñat, tremendo

No parecía ser un debutante, sino el dueño del balón; como si llevara un puñado de partidos en la selección

POCAS han sido las veces en que un futbolista ha aprovechado su oportunidad como lo ha logrado Beñat. Como al hombre se le fue el tren del Athletic cuando Sarriugarte le puso ante Osasuna, parece que se ha dicho eso no me pasa más y la verdad es que el tío se agarra a cualquier asidero que se le presente. Encandiló a los béticos cuando Mel le hizo debutar ante el Granada, incluso por delante de otros coetáneos que sí habían hecho la pretemporada con el primer equipo, y ahora se ha hecho con un lugar preferente para el día en que Del Bosque no pueda contar con uno de esos bajitos que tan alto han llevado al equipo nacional.

Alguien, más bien varios, ha dicho que el bético dio la sensación de llevar cincuenta partidos con la selección. Tarea asaz complicada de desarrollar en un circuito tan cerrado como el de la selección y en el que parece que no pasan los años por él. La mayoría de los que van a la Eurocopa ya estuvieron hace cuatro años en Austria a las órdenes de Luis. Esto refleja que no es tan fácil entrar en el entramado y también ensalza el rendimiento de Beñat. No debe ser sencillo entrar de nuevo y no dar la sensación del pardillo que interviene cuando los fijos lo tienen a bien, cuando Silva, Cazorla o Mata van de magnánimos para que el recién llegado recoja las migajas que ellos dejan.

Entró a suplir el día del debut y su pase a Navas fue un relámpago de fútbol auténtico en el reino del tiquitaca. Fue un clarinazo que sólo iba a significar el preludio para su partidazo de Berna con Corea del Sur. El tío parecía el dueño del balón, estaba en todos los diseños circulatorios y le regalaba un centro a Torres ideal para quebrar su mala racha, esa sequía goleadora que tenía sumido al madrileño en una depresión a la que no le veía la luz. Lógicamente, a la Eurocopa no va a llegar, pero su aldabonazo a la puerta de la selección ha sido tan firme, tan audible, que da la impresión de que al primer bajito que se caiga, Del Bosque se acuerda de Beñat, vaya si se acuerda...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios