PASA LA VIDA

Una de aliño de currículos

JUNIO es el mes en el que más florecen los currículos, al calor de las sustituciones de verano. Este año, junio huele mucho a currículos para la renovación de la mayor parte de los cargos públicos municipales de libre designación que dependen de los alcaldes. Para precisar más, al aliño que se le echa a esos currículos para ser presentados ante la opinión pública y justificar los méritos del elegido para cada cometido de relevancia. Hablando en plata, y sirviéndonos del símil futbolístico, mercado en el que también es la época de aliñar muy bien los currículos de los jugadores descartados con el fin de traspasarlos a ligas donde parece dar igual ocho que ochenta, tanto de Odonkor como de Rubén Castro se puede decir que han formado parte de la plantilla que ha devuelto al Betis a Primera. Y manejando las palabras con habilidad, ocultando la verdad más relevante, se puede redactar que el velocísimo extremo germano es un internacional y mundialista que fue una gran apuesta del equipo verdiblanco, o decir que el delantero canario llegó de rebote procedente del Dépor coruñés y no se ha asentado en ninguno de los ocho equipos en los que ha jugado en las últimas once temporadas.

Llegan los primeros nombramientos de Zoido para los altos cargos. Y se echa una vez más en falta el método de la democracia norteamericana para que la persona designada comparezca ante una comisión, en sesión pública, y le frían a preguntas con el fin de conocer de verdad sus aptitudes, sus experiencias y sus propuestas.

Es difícil incorporar a profesionales de éxito porque no se les pueden ofrecer sueldos atractivos y porque su porvenir en la Administración está condicionado a los peldaños que, a corto plazo, su padrino suba o baje en la carrera política. Estas y otras cuestiones van a sazonar las conversaciones de los profesionales de muchos sectores cuando se corre la voz sobre el nombre del elegido por Zoido y sus nuevos concejales. Ha llegado la prueba del algodón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios