Puerta de los palos El Fiscal

Más allá de unas simples sillas

LAS tres hermanas, ya mayores, continúan pagando en el Consejo las sillas heredadas, pero no lo hacen de una vez, sino que cada una remite a la institución sus euros correspondientes. Como hay dos de ellas que no se hablan por rencillas familiares, a los colaboradores del Consejo les toca mediar no pocas veces. Una telefoneó este año a San Gregorio para dar un encargo insólito: "Cóbrele usted por favor en esta ocasión a mi hermana 40 euros más, que es lo que debe por los gastos de la conservación del panteón familiar, que todavía no los ha pagado".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios