Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Lo anecdótico suplantó a lo fundamental

MEDEL, el árbitro y las peinetas son las más esgrimidas líneas argumentales del pasado derbi. De un derbi que sigue mostrando rescoldos a pesar del tiempo transcurrido, que hay que ver lo lejano que se ve lo del viernes al final de la Palmera. La reconocida torpeza de Medel, los errores arbitrales y los desafortunados gestos de Mel y de Nosa tras el empate están derramando ríos de tinta para que el árbol mipida la visión del bosque.

Y pasa que estos detalles tan parafutbolísticos son los que están primando en la analítica del partido cuando se trata de un encuentro demasiado rico en matices como para que nos paremos en estas cuestiones. Ocurre como con aquellos críticos taurinos, que ignorantes del juego del toro, se limitaban a mirar con lupa los pitones para, en caso de presunto afeitado, tener algo de lo que escribir con cierta rigurosidad. Pues con este derbi, y con muchos derbis, pasa lo mismo.

En aras a la archisabida torpeza de Medel, a las arbitrariedades del segundo gol de Rakitic y de la expulsión del chileno más las susodichas peinetas hay que decir que este derbi trajo en la barriga una cantidad y variedad de fútbol indudables. Por ejemplo, la exhibición que el Sevilla recitó primero en la pizarra y luego en la cancha, con un Rakitic imperial, un Navas fantasmal que surgía desde los puntos más sorprendentes y un sentido de bloque ciertamente impecable.

Luego pasó que las dos tarugadas de Medel fueron como sendos balones de oxígeno para que el Betis encontrara motivos suficientes para seguir en pie. Y al final, la afortunada medida de meter a Nosa por Paulao para que lo que empezó como chorreo sevillista se quedase en unas tablas que no terminan de digerirse, lógicamente, por Nervión. Ha pasado el tiempo, ya es Feria y en vez de centrarnos en lo fundamental abunda quien se paró en lo anecdótico. Cosas que pasan.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios