PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El año de la inocentada

EL 2008 es el año de la gran inocentada: la zorra guarda el gallinero. El común de los ricos y pobres se confiaron tanto que están desplumados. Los empleados de las sucursales bancarias se afanan en que hagamos con ellos operaciones financieras antes de tomarnos las uvas. Son asalariados de bancos y cajas que nos han dado la inocentada por partida doble: ni tienen lo que creían tener ni prestan lo que creíamos lograr.

Me compadezco de todos los comerciales de sucursal bancaria que han de presentar resultados ante la superioridad y, muy presionados, nos presionan a su vez para que confiemos en ellos. El kilo de confianza se ha puesto más caro que el de caviar. Su cometido de busca y captura de clientes hila estrategias y directrices que inventan personas lejanas a las que nunca conocerán y empaquetan el dinero del vecindario en fondos de inversión manejados a miles de kilómetros por brokers. Todo es virtual. Y esos planes, por muy honrados que son sus vendedores en su barrio y en el mío, están más cerca del capitalismo del zorro Madoff que del de Yunus, el Nobel de la Paz que inventó los microcréditos en Bangladesh.

En este año de las estafas financieras e intelectuales, recuerden que otro capitalismo bancario es posible generando confianza por medios bien opuestos: 7,5 millones de bengalíes, con 350 euros de renta per capita anual, de los que el 65% no sabe leer ni escribir, son más de fiar devolviendo los préstamos (sin patrimonio para avalarlos) que las clases medias occidentales, moralmente corrompidas porque han sido educadas en el enriquecimiento que no pueden permitirse.

El capitalismo ya lo ha refundado Yunus volviendo al origen: las cosas valen lo que valen y no lo que uno quiera especular con las expectativas que se plantee. En EEUU el sistema financiero se separó completamente de la economía real y, por conexiones globales, ese modelo se ha extendido por doquier. En su barrio y en el mío.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios