La ventana

Luis Carlos Peris

Tres años ya de que todos seamos Marta

CUANDO esta tarde todas las ciudades de España se echen a la calle para pedir una justicia que no ven por parte alguna se cumplirán los tres años de una indignidad. Una indignidad que nos tiene a todas las personas normales a mal traer. Tres años ya de que una niña sevillana saliese de su casa para no volver jamás. Era un sábado soleado ese San Francisco de Sales de 2009, ha pasado mucha agua bajo los puentes, no se sabe dónde está su cuerpo y ayer mismo el asesino confeso recurría una sentencia de por sí ridícula para intentar ridiculizarla aún más. Un espanto de caso el de la desaparición de Marta del Castillo y en este tercer aniversario mucha España, creo, va a echarse a la calle en demanda de una justicia más severa, menos ridícula. Tres años ya y parece que hace una eternidad de aquel día en que se nos encogieron los adentros para desde entonces convertirnos todos en Marta del Castillo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios