Crónica personal

pilar / cernuda

Un ataque de sentido común

LOS socialistas catalanes -o más bien habría que decir que el PSC, porque socialistas catalanes hay repartidos por varios partidos de reciente creación- han recuperado el sentido común, su línea histórica, con el anuncio de que no van a aceptar una consulta independentista.

Rompen finalmente con la desesperante ambigüedad de los dos últimos años y con el disparate de haber apoyado la consulta ilegal. La pérdida considerable de votos o las propias convicciones -ojalá sean estas las razones- han hecho replantear posiciones de difícil justificación, y su máximo dirigente, Miquel Iceta, al mismo tiempo que anunciaba que sería candidato a la presidencia de la Generalitat en las elecciones de septiembre -si se celebran-, anunciaba también el rechazo a una consulta. Proponen una fórmula que está en línea con lo que defiende el PSOE: la reforma de la Constitución para que España sea definida como un Estado federal, pero en ningún caso incluiría la ruptura territorial del actual mapa político.

La insistencia en el federalismo se ha incorporado al ADN del PSOE en los dos o tres últimos años, una forma de salirse cómodamente por la tangente ante el debate político, porque a la hora de la verdad no acaban los socialistas de concretar qué diferencias ven entre el federalismo y la España autonómica actual. Incluso los lander alemanes cuentan con menos competencias que algunas comunidades autonómicas, pero es una forma de alejarse del independentismo de Artur Mas y no colocarse al lado del PP. De momento, han conseguido que se visualice que dejan atrás el coqueteo con algunas de las maniobras de la Generalitat para iniciar unilateralmente el camino hacia la independencia y anuncian que no respaldarán ninguna consulta que avale ese camino.

Se nota que en el PSC hay un dirigente con las ideas claras, Miquel Iceta, aunque ha tardado excesivo tiempo en plantar cara a los que preferían la cómoda ambigüedad. Y se nota también la mano de Carme Chacón, que regresa al primer plano de la política nacional y catalana y ocupará nuevamente la cabecera de la lista de Barcelona al Congreso de los Diputados.

Chacón tendrá escaño nuevamente en el Congreso, se siente nuevamente cómoda en un PSC que proclama ya claramente su rechazo a operaciones independentistas y… ahí está para lo que haga falta. Si hace falta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios