El parqué

Pablo Cumella

Con ayuda del eurobono

EL Íbex se anotó ayer una subida del 2,7% que le permitió recuperar la cota de los 8.045 puntos al calor de las palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que abrió la puerta a la emisión de eurobonos y relajó las primas de riesgo de España (351 puntos) e Italia (373).

El índice se despertó con pérdidas después de que Moody's le rebajara el rating a dos bancos franceses por su exposición a Grecia, pero viró gracias a las señales positivas como la disposición de China a invertir en Europa. Además, la decisión de Fitch de bajar la calificación de cinco comunidades autónomas por su deterioro fiscal y las advertencias del FMI de que España e Italia necesitarán ayuda internacional para evitar un contagio de la crisis griega, no aguaron la fiesta del selectivo.

Iberdrola (+4,88%), Telefónica (+3,02%), BBVA (+2,78%) y el Santander (+2,53%) apuntalaron las subidas del selectivo madrileño en su segunda jornada consecutiva de ganancias, tras otras dos de sangría. Sólo tres valores terminaron en rojo, Amadeus (-2,29%), BME (-0,37%) y Arcelor, que perdió un 0,27%.

Las compras cundieron aún más en Fráncfort, que lideró las subidas en Europa con un avance del 3,4%, y le sacó gran ventaja a Madrid, pero sobre todo a París (+1,8%) y a Londres (+1%). Las subidas se explican por las expectativas de los inversores respecto a la conferencia a tres bandas entre los mandatarios de Alemania, Francia y Grecia para abordar la crisis de deuda helena y evitar la quiebra del país, escenario que tendría costes dramáticos para la eurozona y la economía mundial, según Bruselas.

Con estos mimbres, el euro cogió aire y siguió avanzando posiciones respecto al dólar, y al término de la sesión en Europa, el cambio entre las dos monedas se establecía en 1,3771 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios