La ventana

Luis Carlos Peris

De los baculazos a la papeleta de sitio

DIVISIÓN de opiniones, pero no como la que rodeaba las actuaciones de cierto torero en que unos se acordaban del padre y otros de la madre, no. Aquí se ha abierto una brecha enorme entre los que se alían con monseñor Asenjo y los que no comprenden cómo quien no comprendía el fervor cofradiero ha derivado a una especie de Antoñito Procesiones sector púrpura. Con la de baculazos que el señor obispo dio de entrada al capilliteo y ahora imita a su espejo el cardenal Rouco para inundar de pasos las calles de Sevilla no más arranque la Cuaresma. Por lo menos, se dirán algunos enfebrecidos seguidores de la cosa, tendremos una especie de antidepresivo con el que paliar la mohína y el mal momento que padecemos. Con eso de qué Cristo procede si el Cachorro o el Museo, que si Montesión o la Bofetá, el Cautivo o San Gonzalo vamos a estar la mar de entretenidos, ¿verdad, don Juan José?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios