PASA LA VIDA

La banca 'ética' de Triodos llega a Sevilla

CUANDO más se habla de los bancos, llega a Sevilla el banco que lleva la ética por apellido. Triodos Bank, entidad holandesa especializado en invertir sus beneficios solamente en proyectos de cooperación, desarollo y medio ambiente con garantía de transparencia, abre la próxima semana su primera delegación en Andalucía. Ahora que el dinero es más oscuro y desconfiado, por la toxicidad de productos financieros diseminados a troche y moche, Triodos llega a Sevilla con su ofrecimiento al posible cliente de que le da a elegir en qué iniciativas solidarias, sociales o culturales quiere implicar al banco a partir de sus ahorros. Y le garantiza información sobre qué se logra en el Tercer Mundo.

En pleno retroceso del modelo de banca privada, quebrada la confianza porque metían el dinero de sus reservados depositantes en derivados financieros que se han hundido con la quiebra del modelo financiero y especulativo auspiciado por Wall Street, Triodos desembarca en Sevilla con la responsabilidad social corporativa como eje de sus actuación y de su razón de ser, amén de conceder préstamos solamente a pequeñas y medianas empresas, instituciones y entidades sin ánimo de lucro. Hasta el punto de que el banco se prohíbe a sí mismo apoyar directa o indirectamente a empresas ligadas al tabaco, la energía nuclear, la pornografía, los juegos de azar, la industria armamentística, la producción de residuos contaminantes o el apoyo a dictaduras.

Utilizar la palabra ética como principal eslogan comercial de un banco induce, por exclusión, a atribuir a los demás bancos la falta de ética y el apoyo a todos los malos y males del planeta. Es mucho decir a partir del silencio. Y de los excesos que depara cualquier generalización. Pero la creación de Triodos hace 28 años, además de la gran visión comercial a partir de una especialización sui géneris, invita a pensar si en la cacareada refundación del capitalismo que está en ciernes, no ha llegado el momento de establecer que todos los bancos sean como se define Triodos, en lugar de pozos sin fondo para la ambición desmedida.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios