En los medios

Luis / Nieto

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar...

LOS taurinos deben tomar buena nota de lo sucedido en Cataluña y no mirar hacia otro lado. Deben analizar por qué una de las aficiones más grandes y prestigiosas había ido desapareciendo en pocos años antes del vil bajonazo político. Y deben poner remedio cuanto antes para que representantes de otras zonas de España no vuelvan a repetirlo. Sin duda, deberían atender a la cantera -no me refiero solamente a las promesas que sueñan con ser toreros-. Cada día que pasa es más importante que inviertan en futuros clientes, en atraer a niños y adolescentes a un espectáculo que es muy difícil de asumir por una sociedad que entiende menos de valores ligados al toreo, entre ellos máximo sacrificio, incluso ofreciendo el torero su vida en aras del arte. Caben decenas de posibilidades, ofreciéndose las figuras en primer lugar. Ahí tenemos el ejemplo que cada día dan los astros del fútbol, acercándose a los chavales, en ruedas de prensa, donde no se cansan de firmar autógrafos. También es preciso una política de precios apropiada. No se entiende que en muchas plazas andaluzas las localidades sean más caras que en el norte de España, cuando la mayoría de ganaderías de lidia están más próximas y la renta per cápita del andaluz es más baja. Y por supuesto, lo más importante es un espectáculo total, para que el aficionado no abandone. Si advierto esto es porque la plaza de Barcelona se encontraba, en las últimas temporadas, entre las diez primeras en cuanto al número de espectadores por corridas de toros; en concreto la séptima. En Andalucía, únicamente la superaban la Maestranza sevillana y La Malagueta. Además, en nuestra comunidad los Verdes ya amenazan con una ILP y, visto lo visto en Cataluña, de los grupos políticos no se debe fiar en absoluto el sector taurino. Los socialistas, que tienen en sus manos las riendas de la Junta, han apostado siempre por la Fiesta sin complejos. Pero no hay que olvidar que varios socialistas, con CiU, han contribuido a cavar la fosa para los toros en el Parlamento catalán. No pararon en bloque la ILP en su momento y jugaron con la ambigüedad. Se ha comprobado que la política es más traicionera que un marrajo. ¿Quién puede asegurarnos que dentro de unos años, uno de los partidos mayoritarios en el Parlamento andaluz no se viera forzado por otras coaliciones en la votación de una ILP abolicionista?... Por ello, además de trabajar duramente, el sector debe blindar cuanto antes la Fiesta -como han hecho en Cataluña con los correbous-, bien a través de reforzar su faceta cultural o consiguiendo que sea Patrimonio de la Humanidad a través de la Unesco. En Andalucía se están moviendo muchos grupos antitaurinos. El sector, caracterizado por ser hasta ahora un reino de taifas, debería aprender de ellos, por su organización y laboriosidad. Se precisa un ente que aglutine a todos los profesionales sin excepción y que trabaje en común porque hay que estar alerta. Ya se sabe que cuando las barbas de tu vecino veas cortar...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios