Desde mi córner

Luis Carlos Peris / Lcperis@grupojoly.com

El bético sabe cuándo animar

Es lógico que Chaparro quiera blindar a sus jugadores y lógico que la grada critique en un partido intrascendente

CHAPARRO se ha arrepentido ya de haber dicho que la afición del Betis nunca ha sido así y eso le enaltece. Así es no haber estado incondicionalmente con el equipo en un partido como el copero con el Valencia. Y la afición podrá contestarle al competente técnico trianero que tampoco ella había sido tratada de la manera en que está siendo tratada desde dentro. Hay que comprender a Chaparro en cierta medida y de forma incondicional la reacción de la clientela de este negocio del fútbol. El primero desea tener a los futbolistas de su parte y la afición puede decir que por una vez tuvo derecho a desahogarse.

Después del sainete del domingo en la otra acera de la ciudad y viendo por la alineación que el partido con el Valencia se ha convertido en trámite resulta lógico que la grada largue la adrenalina que se la ido acumulando. Comprendo a la perfección lo que un gran bético como Paco Chaparro siente en estos momentos y el bochorno que pasaría en Nervión, pero también debió recordar que, a la larga, uno es dueño de sus silencios y esclavo de palabras como ésas que él pronunció antes del partido con los valencianistas. Además, qué puñetas, que a ver si ahora va el beticismo a perder la antigüedad por desahogar su pena en un partido desnudado de importancia.

No se merecen los béticos el sufrimiento y la humillación que están soportando por culpa de la delirante directriz que padece. Es más, seguro estoy de que el domingo, en un partido indiscutiblemente importante para el presente y el futuro del Betis, esa afición que el miércoles criticó a sus futbolistas ya en el calentamiento va a comportarse de forma muy distinta. Y es que el bético, como todo el mundo, no es aficionado a darse con el martillo en los nudillos y sabe que el domingo habrá de ir a una con los que defiendan la camiseta amada. Pero decirle que antes no eran así... Claro que no eran así y también que sabían que el enemigo no lo tenían bajo su mismo techo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios