PASA LA VIDA

En busca de un Abreu

SEVILLA vivió el Día de la Música sobreponiéndose al calor. Bien está la iniciativa, pero debemos ambicionar un reto mucho más fructífero y apasionante: crear una red de orquestas en todos los municipios de la provincia y en todos los distritos de la capital. Por suerte disponemos de un formidable ejemplo que emular sin necesidad de traducción simultánea: el programa Acción Social para la Música que fundó en Venezuela en 1975 el economista y músico amateur José Antonio Abreu. Este año recibirá el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Merecidísimo porque ha puesto en pie una organización de 102 orquestas juveniles y otras 55 infantiles que se nutren de unos 100.000 niños. El resultado es maravilloso no sólo por la calidad artística que en su conjunto alcanzan miles de chavales, sino porque les ha otorgado dignidad, autoestima, identidad, educación, vida social y superación.

Es tan sólido este sistema forjado por Abreu que ni Hugo Chávez ha podido con él y se limita a enarbolarlo como orgullo nacional. En el Teatro Maestranza hace dos años tuvimos cumplida muestra con la punta del iceberg de esa red de orquestas, la llamada Simón Bolívar, dirigida con entusiasmo por el mítico Claudio Abbado. Qué sana envidia deparaba verlos y oírlos. En Sevilla también podemos ser capaces de dar un salto cualitativo ensanchando con rigor y entusiasmo la base social de la música, dándole mayor rango a su enseñanza e interpretación. Tenemos conservatorios, profusión de bandas, muchos profesionales de la música, colegios donde ensayar y donde articular las células embrionarias de una red de orquestas locales, para orgullo de cada municipio. Puede tener su cúspide en una orquesta joven del Maestranza y la Sinfónica. A Fernando Rodríguez Villalobos, a Rosa Torres, a Bernardo Bueno y a Maribel Montaño les recomiendo que hablen con músicos como Ventura Rico y se darán cuenta de que es posible. Y además asumirán que es imprescindible.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios