El perfil

Daniel Lagos

A la captura de goles bajo el agua

Ana Cristina Domínguez. Subcampeona de Europa de hockey subacuático con la selección española

Con un subcampeonato de Europa como mejor carta de presentación, Ana Cristina explica encantada las reglas del hockey subacuático, un deporte que muchos desconocen pero que la ha lanzado a lo más alto del panorama competitivo europeo.

Esta sevillana de nacimiento comenzó a practicar el hockey subacuático el pasado año, aunque ya tenía mucha experiencia en el mundo de la natación. Hoy, a sus 20 años, reconoce que fue un cambio difícil, aunque es consciente de que se trata de una actividad increíblemente satisfactoria: "Empecé en la natación, pero uno de mis entrenadores tenía un equipo de hockey y nos explicó en qué consistía esta modalidad bajo el agua. A partir de ahí me aventuré a practicar este deporte; es un gran cambio, pero las motivaciones de una actividad por equipo es mucho mayor".

El hockey subacuático se juega en el suelo de una piscina con un disco de plomo, mientras que los jugadores (seis por equipo titular) llevan protecciones y un guante de silicona para evitar golpes. "Con el uso de tubos y gafas, logramos no tener que salir del agua para seguir jugando", señala la representante del Club Náutico Sevilla, en el que milita desde que en 2002 decidió cambiar de club tras los malos resultados obtenidos en el Club Sevilla 2004.

Sus inicios estuvieron siempre ligados a la natación, sin tener ninguna predisposición inicial a practicar otra disciplina ligada a este deporte: "A los seis años empecé a practicar natación porque me lo recomendaron para la espalda, luego me gustó mucho y decidí competir".

La principal alegría en el hockey subacuático llegó hace poco más de un mes, cuando se proclamó con la selección española subcampeona de Europa: "Fue una gran alegría, perdimos la final ante Inglaterra, pero nos encantó porque pudimos aprender mucho y comprobar cuál es el nivel que existe en este deporte a nivel europeo". Además, Ana Cristina se apoya en esa experiencia para destacar la importancia de este deporte poco conocido en España: "Empezamos la temporada pasada en la liga nacional, y todo fue bien. El seleccionador terminó por ver nuestro potencial y nos llamó para que participáramos en el equipo nacional, ahí nos motivamos aún más".

Acerca de sus cualidades individuales y sobre su forma de practicar este deporte, la sevillana confiesa que es difícil adaptarse a jugar en el agua, pero no esconde que tiene habilidades para destacar en esta modalidad: "Juego de delantera, me gusta jugar arriba. Además, creo que tengo aptitudes para estar en esa demarcación, destaco mucho en el equipo por mis famosas escapadas".

Ana Cristina estudia mientras tanto una diplomatura en Magisterio de Educación Física, al tiempo que compatibiliza esas dos actividades con otra más, en la que imparte clases de natación: "Doy clases de natación a niños de entre 3 y 6 años, el mundo del agua siempre me ha encantado y la educación de niños también, por lo que en esas clases logro unir dos de mis pasiones; no descarto que mi futuro esté muy unido a estas facetas". Preguntada por sus proyectos de cara al mañana, la sevillana asegura que tiene abiertas muchas puertas: "Me gustaría seguir con mis estudios y estudiar después la licenciatura, teniendo también presente la posibilidad de ser entrenadora superior de natación".

Con mucho futuro por delante y la convicción de poder llegar lejos, Ana Cristina Domínguez es ya una realidad dentro de la élite de un hockey subacuático que tiene un largo camino que recorrer en su afán por ser un deporte mucho más popular.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios