PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La carga del general Mena

MENA ataca de nuevo. En vísperas de la campaña electoral será más fácil vender el libro Los militares. Los límites del silencio, rubricado por el teniente general que armó la marimorena desde Sevilla en la Pascua Militar de 2006. Y servirá de leña para avivar el fuego de la crispación, tomando el relevo de la polémica con un sector de la Iglesia. Permitirá tensionar (la palabra de moda), especular cuál es el sentir de los mandos militares sobre la segunda ola de los Estatutos de Autonomía, y reeditar el ruido de sables. Hace dos años, cuando fue destituido y sufrió arresto domiciliario, una asociación de militares apoyó a Mena y otra respaldó la decisión de Bono, ministro de Defensa.

El libro se convertirá en un argumento más del enfrentamiento entre PSOE y PP sobre qué es la unidad de España. Ni siquiera coincidirán en algo tan esencial como el ejercicio de la soberanía nacional desde el poder legítimamente constituido, y el principio de autoridad en la cadena de mando.

Mena considera que tenemos una "democracia demediada" y postula una "regeneración" ante la "deriva política actual". Desde sus postulados ideológicos, coincida en utilizar expresiones muy habituales en los análisis de la izquierda republicana y federal, ¿les suena Julio Anguita? Muchos españoles pueden coincidir en señalar la devaluación del sistema democrático y sus reglas del juego. Pero la casual coincidencia en el análisis no induce a estar de acuerdo en el método para mejorar la calidad de la democracia. Mena esgrimió el uso de la fuerza en su desdichado discurso, y eso es indefendible e inaceptable porque las armas que tenía bajo su mando no son suyas, sino de todos.

The New York Times, en un editorial, le tildó de militar troglodita. Pero me temo que en España muchos que se dicen admiradores de la democracia norteamericana serán más comprensivos con un militar como Mena que con un presidente del Gobierno elegido en las urnas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios