Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

La carpeta

Aeste presidente sin asiento fijo el compás de espera le está sentando mal y se halla lejos del brío (dentro de lo que cabe) electoral prenavideño. El laconismo gallego se le asoma por los ojos y la postura, como si el silencio de la Moncloa, un palacete con el cartel de 'se traspasa', le empujara a ser más huidizo y asténico. En más átono que nunca. Rajoy estuvo todo el Salvados mordiéndose la lengua, pensándose las palabras, manonesando lo previsto y mareando las frases, no fuera a caer en uno de sus grandes lapsus que se convierten en sintonía viral. Las redes cacharreaban el domingo cada duda, cada oración replicada.

La entrevista de Jordi Évole se cargaba con mordiente pero las balas parecían aplastarse como gomas en las respuestas del presidente en funciones, que funciona mejor en casas ajenas, como la de Bertín o el plató de La Sexta Noche, más que en el despacho propio. Una entrevista sin sorpresas, sin titulares sorprendentes, de tono monocorde, a la altura de la personalidad de un dirigente interino que lleva casi cinco años anclado en el inmovilismo y un retiro casi monacal.

También están los hallazgos del programa, con una realización esmerada y entretenida que captó esa carpeta blanca con el nombre "Évole", rotulado en rojo en una esquina. El duelo frente a frente en los jardines (en falso directo, y nada de paseítos). El enfoque de una fachada algo ajada por las inclemencias madrileñas y una escalinata de recepción más cutre en su entorno de lo que vemos cuando se hacen las fotos institucionales.

Évole quería plantar batalla ante este obsequio de una charla a solas con un Rajoy demasiado solo. En su línea, a veces se quiso pasar de impertinente (¿a qué venía esa aliteración con lo del "sentido común"?) más que de curioso, y el presidentoide se distanciaba. El gallego sólo le pedía un poco de cariño, intentándose arrimar como en un bolero tristón. Sólo quería un guiño a los esfuerzos, unas palabras de aprecio hacia España como si él, alguna vez, la hubiera personificado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios