El objetivo indiscreto

El cartel, que se vea

Lo que no se ve no existe. Acaso por eso el Ayuntamiento ha decidido cumplir a rajatabla -cosa que no siempre hace- la normativa que obliga a informar a los ciudadanos de quién es el responsable de las obras urbanas. Claro que este interés no parece deberse al riguroso cumplimiento de la ley, sino al efecto de imagen asociado a las obras del Plan E. Esperemos que las obras, además, también se terminen bien.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios