PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La cátedra del retraso

EN Sevilla es un clásico el debate sobre la capacidad de la ciudad para hacer las cosas a su debido tiempo. Unos consideran que Sevilla es buena organizadora y ponen de ejemplo lo que es capaz de montar para Semana Santa y Feria. Otros estiman que sólo para sus fiestas tiene voluntad y eficacia a la hora de gestionar logísticas o multitudes. Me apunto a que la falta de pulso para desarrollar el corto, el medio y el largo plazo cuando no hay de por medio cualquier evento festivo y efímero es uno de los más claros síntomas de la distancia que nos separa de las ciudades más prósperas y avanzadas. Monteseirín llegó a la alcaldía en 1999 con el discurso de remediar los retrasos históricos. En 2008 ya se ha instalado en ellos y los justifica, como si fuera un gobernante de los años cincuenta y sesenta, cuando el tiempo histórico parecía detenido en el reloj de Plaza Nueva y en el del Nodo.

A una ciudad desequilibrada como Sevilla lo que le sobra es impuntualidad y calma chicha. Lo que le falta es velocidad de reflejos y espíritu emprendedor. El salto a la modernidad consistía en ser a la vez rápidos y solventes. Si el alcalde quiere sentar cátedra como abanderado de las demoras, escudándose en que son malas las prisas para trabajar con rigor, habrá que recordárselo cuando huelan a elecciones y en el Ayuntamiento reediten su habitual cambio de ritmo: espectacular incremento de inversiones, obras, subvenciones y proyectos, empeñando las cuentas de años venideros. Y a correr, que nos jugamos los votos.

Mal se educa a la ciudadanía cuando se lanza el mensaje de que da igual la mejora de Sevilla, antes o después, un año que otro. Si emulan a Monteseirín, aquí no va a llegar a tiempo ni el avión de los trasplantes. Perpetuar ese talante en el imaginario colectivo 16 años después de la llegada del AVE, con su alta velocidad, bienestar y puntualidad, es todo un frenazo a la irremplazable puesta al día de la ciudad en otros hábitos, estándares y exigencias.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios