editorial

Una celebración para Sevilla

SEVILLA acoge a partir de hoy la celebración de la final de la Copa Davis en el Estadio de la Isla de la Cartuja. La importancia de este torneo deportivo internacional está fuera de toda duda: el equipo de España disputará la final frente a Argentina y de la expectación con la que los aficionados han acogido este duelo basten como muestras el elevado número de localidades vendidas y la atención mediática que ha despertado. La ciudad viene siendo desde hace ya casi veinte años escenario de importantes eventos públicos con impacto exterior, especialmente de índole deportiva, herencia directa de su vieja aspiración por llegar a convertirse en sede olímpica. Con la final que arranca hoy, Sevilla se ha enfrentado una vez más a un reto organizativo de primer orden. En esta ocasión, frente a lo que ocurrió en la anterior final de la Davis celebrada en 2004, el torneo de tenis ha sido impulsado en solitario por el nuevo gobierno local presidido por Juan Ignacio Zoido, que no ha contado con respaldo económico ni institucional por parte de la Junta de Andalucía. Es por tanto al Ayuntamiento de Sevilla al que cabe atribuir el esfuerzo que ha supuesto la celebración en nuestra ciudad de esta cita deportiva y los beneficios evidentes que para su proyección turística internacional y para su consolidación como sede de grandes eventos va a tener. Estas circunstancias son especialmente relevantes en un momento en el que turismo se consolida como una de las pocas apuestas claras para una ciudad sumida en una profundísima crisis económica. Con independencia del balance económico de la iniciativa, sobre el que podrá opinarse con más rigor al término del torneo, lo cierto es que los objetivos por los que Sevilla decidió aspirar a la celebración de la final de la Davis están ya, en buena medida, conseguidos. Sólo cabe esperar que el éxito organizativo se vea acompañado por el deportivo y que el tenis español -con Nadal, Verdasco, Feliciano López, David Ferrer y el capitán Albert Costa- vuelva a proporcionar al país un triunfo de resonancia internacional.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios