Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Sí, chef

PARA evocar los buenos tiempos Masterchef retomó etapa recordando algunos de los impactos de Pepe Rodríguez, con ese cuchareo avaricioso que ya ha dejado huella en las náuseas de medio país. Sacan pecho de un programa que fue recibido a regañadientes hace exactamente un año (que conste que esta columna fue de los pocos lugares que lo salvaron de la quema inicial), pero que a las pocas semanas se convirtió en objeto de culto. Hasta Eva González ha mejorado en la pronunciación y Samanta quiere afirmarse entre ese dúo masculino que se la fue comiendo con patatas. Jordi Cruz ha entendido que como sex-symbol también tiene cabida en los corazones de las espectadoras y sigue blandiendo los cubiertos como si fuera el Cayetano Rivera de las vitrocerámicas. Había ganas de Masterchef, tras la navideña hora del recreo con aquellos pipiolos ejemplares.

El programa prólogo, con las pruebas de selección, aún se queda lejos de lo que aguarda en esta segunda temporada. La convocatoria en Barcelona podría haber quedado despachada en alguna media hora suelta y habernos ido el miércoles directamente al reto final con toda la galería de frikis que deambuló a las puertas de la escuela. La stripper que llevó a Pepe a poner la pierna sobre la encimera tiene futuro en cualquier reality de Telecinco y las hermanas vizcaínas o los fans extremeños, siempre tendrán el consuelo de participar más adelante. La magnífica septuagenaria Churra, con ese nombre que ya impide que se le olvide, promete ser uno de los personajes de esta edición, versión descarada de Maribel. Y Miguel Ángel el de la funeraria merecería estar A dos metros bajo tierra. En la gran serie, claro.

Masterchef sigue tal como lo recordamos. Extenso, entrañable, emocionante, pero algo irregular de ritmo. Vuelve con desparpajo y todavía sin que su jurado se lo tenga creído. Habrá que seguir disfrutando de este programa de Shine para La 1 antes de que alguien, un día de estos, como marca la tradición de TVE, lo eche a perder.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios