Desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Cómo se coloca a Juanito al nivel de Di Stéfano o de Pirri?

AMANECE un día muy especial y a fe que se está preparando a conciencia desde las eficaces trincheras propagandistas del madridismo. Operación 3-0 se ha bautizado la posible gesta que llevaría al Realísimo a jugar otra final de Champions, esa competición que sustituyó a aquella Copa de Europa tan rentabilizada por los de Chamartín. Y en esta preparación ambiental se ha tirado de hemeroteca para intentar su repetición.

Y se ha invocado a aquel tótem que fue Juanito para el madridismo, un futbolista que no tuvo nada que ver con Di Stéfano, Pirri, Stielike, Camacho y gente así. Juanito, que fue un virtuoso del balón, arraigó en el corazón del madridismo gracias a una sobreactuación que le salió muy rentable de cara a su paso a la posteridad. Es más, quien ha visto al malagueño saltar despavorido ante las acometidas de Curro Sanjosé nunca ha comprendido tamaña consideración.

Ante Sanjosé en Nervión o frente a aquellos negritos de Honduras en Mestalla para el mayor ridículo en la trayectoria de la selección, hoy La Roja. Pero así se escribe la historia y resulta que por todos los rincones del Bernabéu se invoca el nombre de Juan Gómez como estandarte que presida una remontada más. El desconocimiento tiene estas cosas y tampoco vamos a ser nosotros los que le agüemos el vino a tanto madridista como esta noche habrá soñado con él.

Lo que sí me atrevo a decir es que dicha remontada es más que posible. El Madrid tiene una pegada descomunal y el Borussia puede tambalearse según las cosas no le salgan a favor de corriente. Aquella frase de Juanito de que los partidos son muy largos en el Bernabéu puede hacer estragos en las neuronas germanas y sólo hay que confiar en que Lewandowski no haga más empinada la cuesta y que el 3-0 no sea suficiente. Todo es posible esta noche, pero invocar a Juanito...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios