Al punto

juan / ojeda

Sin complejos

EL presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha hecho una propuesta, tras su reunión con el alcalde de Sevilla, a la presidenta de la Junta de Andalucía, para que Susana Díaz se reúna con los ocho alcaldes de las capitales andaluzas que, mire usted por dónde, son todos del PP. Ante esta oferta, o petición, o sugerencia, el Gobierno andaluz, a través de su portavoz oficial -ese buen profesional de la comunicación que es Miguel Ángel Vázquez, pero que tiene que lidiar con toros sin afeitar- ha contestado que eso es un calco de lo que ya pedía Javier Arenas, y que lo que hay que hacer es restituir a la FAMP su normal funcionamiento. Lo que pasa es que devolverle a la Federación de Municipios un papel que nunca ha tenido necesita un acuerdo al que hay que llegar sin condicionamientos previos.

Dicho esto, una cosa es la FAMP, o lo que teóricamente debería ser, y otra cosa son los regidores de las grandes ciudades de Andalucía. El problema del PSOE es que no tiene en sus filas a ninguno de esos alcaldes, puesto que el mayor municipio en que gobierna es el sevillano de Dos Hermanas. Por su parte, el PP, que ahora tiene, aunque sea por una extraña circunstancia de venganza partidista dentro del PSOE, la presidencia de la Federación, no va a renunciar a ella y propiciar que se convierta en un elemento más de ataque a las políticas del Gobierno de Rajoy.

Así que, aceptando que el tiempo muerto es inevitable y que la FAMP, de momento, no va a servir de interlocutor válido, lo lógico y obligado, sería buscar un cauce útil, aunque diferente. Y la reunión con los alcaldes de la presidenta de la Junta no sería mal principio para demostrar una voluntad de entendimiento.

Los alcaldes de las grandes ciudades tienen mucho que decir a la presidenta de la Junta, y Susana Díaz, que no es precisamente una mujer asustadiza, no debería tener miedo a una encerrona. Ella sabe, porque ha manejado y sabe manejar el aparato partidista, que los contenidos de esa reunión pueden pactarse previamente para que no se convierta en un yo te lo pido y tú no me lo das. Hay muchos temas que se pueden, y se deben, desbloquear, y que están paralizados por falta de entendimiento y del diálogo imprescindible. Cuando en Andalucía sube el paro, mientras baja en España, hay que preguntarse si una gran responsabilidad no la tiene esa ausencia de pactos indispensables. Sin complejos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios