La ventana

Luis Carlos Peris

En el corazón de un triduo entrañable

ATRAVESAMOS un triduo que en esta Sevilla nuestra debería ser calurosísimo y es el de la rememoración durante tres tardes en el corazón de la Maestranza de un hecho clave en la historia del toreo. Como el próximo día 28 se cumplen los cien años de la alternativa de Joselito, en el sitio de autos se está celebrando un ciclo de conferencias que empezaba ayer bajo el sugerente título de "Un toro lo mató, pero ninguno lo afligió". En ese epígrafe puede resumirse la biografía que nunca tuvo el que ha sido considerado rey de los toreros. Torero poderosísimo que cayó con los alamares puestos en una plaza sin palcos, una de esas plazas que tanto rehuía Rafael, su genial hermano. Cien años de su alternativa que no podían pasar de puntillas y magnífica iniciativa la de una corporación, la de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, que se las tuvo muy tiesas con el grandísimo José Gómez Ortega Gallito.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios