PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El coro de la reinserción

LOS llamados Chicos del Coro pasaron por Sevilla el mismo día de la inauguración en la ciudad del mayor centro de inserción social para jóvenes reclusos en España. Los niños de Lyon no tienen nada que ver con los orfanatos ni con los correccionales, pero han quedado ligados para siempre, a través de sus voces, con una película que abraza el paradigma de la reinserción social y de la refutación de cualquier metodología con ribete carcelario aplicada a la infancia. En Sevilla está en marcha el traslado paulatino de muchos jóvenes reclusos a un centro con 416 plazas de capacidad, concebido arquitectónicamente como un colegio o centro ocupacional para quienes están cumpliendo la última parte de su condena y cuentan con un pronóstico favorable de reinserción. Pongan por megafonía la banda sonora de Los chicos del coro y acierten con la selección de los funcionarios y monitores.

Sería fantástico que en Sevilla se asumiera como signo de orgullo y progreso (igual que con las cifras de donantes de órganos y trasplantados) anunciar cada año que ha mejorado el porcentaje de ex reclusos que, 12 meses después de dejar atrás las celdas, están plenamente integrados en la sociedad y en su escala de valores. Como lo que hacía Luis Rey Romero, en sus tiempos de director del colegio San Francisco de Paula, cuando insertaba una página de publicidad en los periódicos para pregonar el altísimo nivel de sus alumnos en la selectividad, como prueba y orgullo de buena educación.

El hilo musical, en lugar de a voces blancas, puede sonar a Kiko Veneno, Raimundo Amador, José Mercé, Estopa o El Fary. Lo importante es que la institución penitenciaria regenere a los condenados por cometer delitos y los inmunice respecto a los contextos familiares y marginales que perpetúan el círculo vicioso del lumpen y la violencia. Es muy difícil enderezarles y la sociedad no se fía de ellos. Pero cada triunfo de la segunda oportunidad justifica crear un centro como éste en Sevilla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios