La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Que te crees tú eso, Curro...

Que te crees tú eso le contestó el apoderado al torero cuando éste le dijo que lo mejor de retirarse es que podría ir por la calle sin que nadie le parase. Y acertó el apoderado, que era aquel maño culto que fue Manolo Cisneros, ya que a Curro Romero no dejan de reconocerle lo que significó, significa y significará en el toreo. Cuando parecía que el cúmulo de reconocimientos no podía agrandarse, la Universidad de Sevilla ha decidido entregarle hoy el Premio a la Cultura en su quinta edición. Medalla de Oro de las Bellas Artes, académico, hijo predilecto de Andalucía y adoptivo de Sevilla, Curro sigue cosechando a diario lo que sembró en su larga carrera creando arte ante un toro. Diecisiete años retirado y apenas puede andar por las calles de esta Sevilla que lo prohijó hace sesenta años, que ya se lo aventuró Cisneros para acertar de pleno. Que te crees tú eso, Curro...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios