La ventana

Luis Carlos Peris

¿Cómo que el criminal nunca gana?

CUARENTA años se cumplen hoy de un crimen que consternó a España y que jamás se esclareció. Era martes y reinaba inmisericorde el solano en la Campiña cuando en un cortijo del marqués de Grañina aparecieron cinco cadáveres. El crimen de Los Galindos hizo correr la tinta y también la imaginación cuando el país ya vivía la más histórica de las flebitis. Ese día los pájaros se caían por la calor y circulaban las versiones más calenturientas. Que si crimen pasional en el corazón de la pequeña comunidad formada por los operarios del cortijo, que si un ajuste de cuentas y hasta el narcotráfico como posible móvil de la tragedia. Una novela de Grosso, una película tan infumable como oportunista, el crimen de Los Galindos dio mucho de sí. Transcurrían los meses, pasaron los años, y jamás se esclareció como especie de respuesta a aquello de que el criminal nunca gana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios