Opinión

Nacho Rodríguez

La cuenta atrás ha comenzado

HOY comienza la Copa del Rey. Tanto la Liga ACB como las competiciones europeas quedan aparcadas durante una semana para centrarnos en un torneo que ha alcanzado una gran repercusión no sólo a nivel nacional sino también en el concierto internacional. Todos los clubes se presentan en Vitoria con una gran ilusión y sabedores de que es una competición única, espectacular pero sobre todo muy abierta. Son conscientes de sus posibilidades, pero también de que han hecho méritos suficientes para estar en esta gran fiesta del baloncesto.

Analizando la historia es una evidencia el hecho que demuestra que al final siempre suelen ganar los mismos, los que conforman el denominado grupo de favoritos. En los últimos años los vencedores estaban en esa terna de elegidos. Iurbentia Bilbao y Akasvayu Girona son, sobre el papel, los menos favoritos. Si alguno de estos equipos queda campeón sería una gran sorpresa.

A diferencia de otros años, esta edición está marcada por notables ausencias o dudas hasta el final en la mayoría de los equipos. Papadopoulos y Hamilton (Real Madrid), Kasun (Barcelona), Mickeal y Singleton (Tau), Vroman (Akasvayu) o la posible de Berni (Unicaja), a los que hay que sumar los problemas físicos de varios jugadores del Pamesa. Se trata de jugadores importantes y la gran mayoría ocupa posiciones interiores.

La primera eliminatoria de cuartos promete grandes emociones con el enfrentamiento del anfitrión, Tau Vitoria, frente al Unicaja. Choque de una gran rivalidad cuyos últimos precedentes son favorables a los locales. De todos es conocido lo bien que se mueve en este tipo de torneos Sergio Scariolo. Gran estudioso y gran profesional, seguro que habrá analizado el porqué de esas derrotas, por lo que es de esperar algunas variantes tácticas que pondrán a prueba a Neven Spahija. Las bajas en ambos equipos provocan que algún secundario pueda tener su protagonismo. Haislip y su versatilidad pueden desequilibrar la balanza ante un Teletovic que posee un gran tiro exterior pero que flojea cerca del aro. Las prestaciones de dos ex NBA, Welsch y Planinic, pueden ser factor desequilibrante.

El segundo choque de la primera jornada enfrentará al Iurbentia y al Barcelona. Los vascos se sentirán respaldados por su público y con el único objetivo de disfrutar. Tienen mucho que ganar y poco que perder, mientras que los catalanes esperan repetir la actuación del año pasado. El juego exterior de ambos equipos será decisivo.

Y mañana DKV-Pamesa para empezar, duelo que puede estar marcado por la recuperación de los jugadores lesionados del conjunto valenciano. El DKV no es el conjunto que arrasaba a principios de temporada pero cuenta con un Rudy Fernández espectacular, capaz de desequilibrar por sí sólo un partido. Para cerrar los cuartos, Real Madrid-Akasvayu, en principio el duelo más desigualado, aunque la baja de Papadopoulos (sus kilos eran importantes para frenar a Marc Gasol) pueda equilibrar la balanza. La victoria madridista de la semana pasada frente al Panathinaikos ha podido reforzar aún más la confianza de un equipo que marcha primero en la Liga. La anotación sigue estando bastante repartida entre todos sus jugadores, lo que facilita el reparto de responsabilidades. El conjunto gerundense acude con mucha ilusión pero deberá jugar muy bien para plantarle cara a uno de los favoritos. Primera gran cita siendo un jugador importante para el menor de los Gasol. Todas las miradas estarán puestas en él.

En definitiva, éste es el baloncesto que nos espera en los próximos días. La cuenta atrás ha comenzado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios