Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El culpable es Koeman, no Luis

Joaquín es el mejor extremo derecho de todos, pero es indispensable ser titular fijo en el equipo de uno mismo

RAÚL acapara el foco y su ausencia de la Eurocopa, que se da por sentada, tapa otras ausencias que son más significativas. Por ejemplo, la falta en la lista del, sin posible discusión, mejor extremo derecho del fútbol español, incluido extranjeros que juegan ahí o jóvenes prodigios que no van por razones que no vienen al caso. No estará Joaquín en la Eurocopa de las garrapatas y en ello veo más la mano desmañada de Ronald Koeman que la de Luis Aragonés. Veo más influyente el daño colateral que produjo el paso del holandés por Mestalla que las reticencias del seleccionador con un futbolista que siempre le gustó.

Y es que a Luis le entusiasma Joaquín como futbolista y le encanta como persona. Otra cosa es su forma guadianesca de interpretar el fútbol, pero gustarle, ya lo creo que le gusta a Luis el ex bético. Entre otras cosas, Joaquín le recuerda a un extremo-extremo que ahora ejerce de ayudante suyo, José Armando Ufarte. Son dos calcos, sobre todo en la capacidad para desbordar, algo importantísimo para doblegar a un contrario y, sobre todo, para hacer trizas el planteamiento táctico. Desbordar significa crear una superioridad numérica y si eso era capital en el fútbol de Ufarte, a ver ¿qué seleccionable tiene la capacidad para desbordar que atesora Joaquín?

Hubo un desencuentro entre seleccionador y pupilo, aquello del despelote como calificativo de la selección para el futbolista, pero las aguas se recondujeron y Joaquín volvió a la selección. Ahora no parece que haya vuelta atrás y eso que se pierde el equipo nacional, pero la culpa no es enteramente de Luis. La culpa es de la titularidad perdida en su club y de eso no tiene culpa alguna el seleccionador nacional. A Joaquín le ha pasado lo que le pasó a Enrique Morán a principios de los ochenta, que de internacional fijo en el Betis pasó a no vestir ni una sola vez la roja ya en el Barcelona. Y es que para ser internacional hay que jugar los domingos, vaya con Koeman...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios