La ventana

Luis Carlos Peris

Un cumpleaños que pasó de puntillas

CUMPLIÉRONSE ayer los veinte años del apagón que supuso en la ciudad la clausura de la Expo y resulta que la efeméride ha pasado como de puntillas, como si aquello hubiese sido algo vergonzante y no el impulso para que Sevilla se actualizase. Ni haber tirado la ominosa tapia de Torneo para abrir la urbe a un horizonte clandestino hasta entonces, ni las rondas de circunvalación, ni el AVE ni lo que quedó en una isla que hasta entonces era un mustio erial. Nada se ha recordado en modo y forma, sólo alguna pinceladita recordatoria para rememorar lo que fue hito universal. Ni la Junta ni el Ayuntamiento, ni socialistas ni populares han tenido un rapto de sensibilidad para recordársela a los que la vivimos y para dársela a conocer a los que vinieron luego. La Expo se apagó definitivamente el 12 de octubre del 92, que sólo hay que fijarse en la poca importancia que se le ha dado a un cumpleaños tan redondo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios