Desde mi córner

Luis Carlos Peris

No cunda el pánico, queda mucho partido

DEJÓ un club arruinado y en Segunda hace un lustro y parece que lo repescará en Primera División y con unas cuentas infinitamente más presentables. Estaba el día a día del Betis muy movido entre presentaciones de futbolistas más la nube de que la Fiscalía haya admitido a trámite la denuncia de un ciudadano ampurdanés que ve al Betis como culpable de que el Girona desaprovechase dos pelotas de partido; y en esto estalló la bomba.

Al filo del mediodía se daba a conocer que las medidas cautelares eran levantadas para provecho de Manuel Ruiz de Lopera y, claro, todo se paralizó. Presentaciones y milongas provenientes de la Cataluña profunda quedaban en un segundo plano. El Betis vuelve a Lopera para consternación del beticismo y alborozo de varios; algunos por intereses más o menos espurios y otros porque, al fin, acertaban después de un largo lustro anunciando la llegada del temido lobo.

Pero lo cierto es que queda mucho partido por jugarse y el problema más principal de cuantos esperan tras la sorpresa judicial de ayer encierra una incógnita tremenda. Es la de qué quedará del Betis cuando se dilucide el asalto definitivo. Esto de ahora se ha resuelto gracias al factor tiempo y vamos a ver qué papel juega el tiempo que se tarde hasta el visto para sentencia. Los muchos recursos que, a golpe de talonario, se hicieron en la instrucción han resultado, pero...

Queda mucho partido por delante y muchos béticos decididos a que las cosas sean como deben ser con vistas a un Betis normalizado. Junto a esto el contencioso que se libra en lo Mercantil y que pinta en negro para la gestión denunciada. Por cierto, nadie aclara quién es el titular de unas acciones que, no se olvide, están embargadas, si Lopera u Oliver. Y como pase de la firma, que todo parece una bofetada en regla a la juez Alaya, pero en pleno rostro del Real Betis Balompié.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios