Crónica personal

Pilar Cernuda

¿Quién da más?

MÁS y más y más. Viva la subvención y el regalo, que no cunda el desánimo, hay dinero para dar y sobrar.

Zapatero, ZP, Zeta, es un genio a la hora de intentar captar votos firmando cheques regalo. Ahora anuncia que el cheque bebé se va a ampliar a 400 mil familias más ante la desazón que provocó que los que acudieron a ventanilla para pedir los 2.500 euros prometidos se encontraron con que no eran para todos, como Zapatero había dicho en el Congreso de los Diputados, sino para aquellos que cumplieran determinadas condiciones, ser familia numerosa o contar con unos ingresos limitados. Ahora amplia el marco, dentro de tres semanas se celebran elecciones y hay que ser dadivoso.

Los dineros para el alquiler de vivienda no han ido como se pensaba, ya lo habían advertido los que conocen bien el percal: un número considerable de inquilinos se han encontrado con la mala noticia de que si oficializaban su alquiler, les subían el precio. Buenos son algunos propietarios para esas cosas, si deben declarar unos ingresos que no declaraban, pues al menos se llevan un poco más de dinero a costa de los 240 euros. Por otra parte, la ley de dependencia, quizá la más importante de la legislatura, está todavía manga por hombro porque el Gobierno pretende que el peso de la financiación caiga sobre las comunidades autonómicas. Es decir, ellos hacen la ley pero la pagan otros. Y los 400 euros que prometió Zapatero por devolución del IRPF, resulta que no es aplicable a los que reciben los salarios más bajos, sólo a los que tienen una declaración de renta positiva, que no son los que menos cobran, sino todo lo contrario.

En esta campaña electoral no se ven muchas ideas en el lado socialista, hasta ahora se limitan a poner de vuelta y media las que presenta el PP, como si se hubiera producido un cambio de papeles, el PP hace propuestas de gobierno y el actual Gobierno se dedica a hacer oposición a esas propuestas, algo verdaderamente extraño.

Zapatero es muy de anunciar becas, prebendas, dádivas, cheques y subvenciones. Lo curioso del caso es que cada vez que el PP propone una deducción fiscal o una reducción del IRPF sale Solbes diciendo que el coste es inasumible por las arcas del Estado. Sin embargo, el presidente de Gobierno, el presidente de Solbes, el jefe de Solbes, tira de los dineros de Papá Estado cada vez que los sondeos electorales indican que el PP les pisa los talones. Luego ya vendrá la hora de las rebajas si gana las elecciones y llega el momento de hacer efectivas sus promesas, como le ha ocurrido a los que han querido cobrar el cheque bebé pensando ingenuamente que era para todo el mundo sin excepción. Pero lo que importa ahora es conseguir, como sea, el mayor número de votos.

El PSOE presenta más bien pocas propuestas imaginativas para paliar problemas concretos, pero tirar de la caja de los dineros se le da de cine.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios