Desde mi córner

Luis Carlos Peris / Lcperis@grupojoly.com

Donde las dan quizá las tomen

La forma que el Real Madrid tiene de fichar, embaucando al jugador, va a salirle cara respecto a Sergio Ramos

DESPIERTA el Real Madrid la admiración de la mayoría por sus logros históricos, pero levanta una ola de animadversión espectacular por los métodos que emplea en el mercado de futbolistas. Eso de tocar primero al futbolista jugando con la ventaja de que todos, absolutamente todos, se hacen peloteros soñando con jugar en el Madrid es una práctica que produce inquina entre sus competidores. Porque es que el Real Madrid no se va a los caladeros menores, sino a los de pesca de altura, y cuando no le quita Zidane a la Juve o Figo al Barça, va y se aprovecha del mal rollo de Ronaldo con Cúper para birlárselo al Inter.

Con Kaká pinchó en hueso y bien que lo está pagando la línea crediticia de Ramón Calderón. Aquellas promesas incumplidas dieron en plena línea de flotación de un presidente que no ha sido corrido por la Castellana a gorrazos porque Capello le dio una Liga y Schuster va camino de darle otra. Ahora está germinando otro culebrón y no se sabe si tendrá final feliz como la mayoría o será otra frustración como la que ha supuesto Kaká. Esta otra maniobra es la de embaucar a Cristiano Ronaldo para que Sir Alex Ferguson brame y vocee que el Realísimo cae en el pecado de faltarle el respeto a sus semejantes, que el United no es cualquier cosa, por supuesto que no.

Todos estos polvos, con perdón, traen lodos que suelen enturbiar el día a día de cualquiera, incluido el del todopoderoso club madrileño. Y es que quien a hierro mata puede morir de un navajazo, y que contra el vicio de tocar lo ajeno está la virtud de que entren en tu casa y te alboroten el gallinero. Tal le está pasando con Sergio Ramos, el gran emblema racial de hogaño en el vestuario de Chamartín. Cansado el Milan de tanto rumor sobre Kaká, Galliani anda embaucando al joven camero para que haga lo posible por recalar en San Siro. Lo más probable es que la estratagema milanista no prospere, pero que al Madrid se le encarecerá el producto, seguro que sí.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios